Defectos en los mecanismos de los relojese
Inicio

Defectos en los mecanismos

Inicio Reparación Técnica Generalidades Libros Multimedia Cuadernos Enlaces Contacto
     El Papa-Moscas
index sitemap advanced

Los mecanismos de relojería pueden presentar en sus piezas una gran variedad de defectos. En la compra de todo reloj antiguo, sería conveniente saber los defectos que tiene el mecanismo para valorarlo adecuadamente, antes de comprarlo. Desafortudamente, esto no es una tarea fácil a partir de una inspección somera o mediante fotografías. Cuando se saca el mecanismo de la caja, y se observa con iluminación y lentes adecuadas, pueden verse todos defectos que presenta. En la mesa de trabajo, al desmontarlo, se observa con todo detalle el estado real del mismo. Los defectos de las piezas pueden ser: desgastes, dentados dañados, oxidaciones, deformaciones, etc. No siempre, un determinado defecto en una pieza impide el funcionamiento del reloj. Lo que hace es perjudicarlo, y en función de la gravedad del mismo, el perjuicio será mayor o menor.

Pivotes doblados

Se llama pivote a una pieza que gira en una parte fija (cojinete), que le sirve de soporte.
Los extremos de los ejes de las piezas del reloj son los pivotes, sobre los cuales se produce su giro.
Un problema que se presenta en ocasiones al reparar un reloj, es el de la existencia de pivotes doblados.
La consecuencia de esto es el giro excéntrico de la rueda dentada y el piñón que hay en el eje.
Desde el punto de vista del funcionamiento del reloj, dicha excentricidad dificulta el engrane de las ruedas dentadas y piñones, e incluso, puede hacerlo imposible.
La deformación de los pivotes puede deberse a algún error cometido en las operaciones de desmontaje o montaje del mecanismo.
A menor diámetro de los pivotes, mayor es el riesgo de que se doblen o rompan.
Montar un mecanismo requiere habilidad, conocimientos y experiencia, y la falta de alguna de ellas puede ser causa de daños en el montaje. El acero de los ejes y pivotes del reloj puede ser de distintas durezas. Si el acero es "suave", de baja dureza, la errónea manipulación de las piezas al montar el mecanismo, puede hacer que algún pivote se doble. Si por el contrario, los pivotes son de gran dureza, cabe la posibilidad de que los errores tengan como consecuencia su rotura.
Por eso es fundamental, no abordar las operaciones de reparación que implican desmontar completamente el mecanismo, si no se cuenta con la debida experiencia.

Pivote doblado
Imagen de un pivote doblado


Pivotes doblados
Detalle del pivote doblado anterior


Rotura del orificio de enganche del muelle real

El muelle real es una banda de acero flexible que se enrolla sobre si misma cuando damos cuerda al reloj.
Va fijada en sus extremos a la cara interna del barrilete, y del árbol.
Al reparar el reloj es importante comprobar el estado de los muelles reales.
En esa comprobación se determina el grado de suciedad, de lubricación, si están cedidos o no, si existen marcas, y también el estado de los orificios de enganche.
Se observa en ocasiones que en los orificios de enganche se han producido grietas que producirán en el futuro la abertura del orificio de enganche. Otras veces la rotura se ha producido ya, quedando el muelle sin posibilidad de ser enganchado.
La reparación del muelle cuando se ha roto en orificio de enganche consiste en la realización de otro nuevo.
En la imagen siguiente podemos apreciar un muelle real con el orificio de enganche al barrilete totalmente abierto.


Muelle real con un orificio de enganche roto
Rotura de un orificio de enganche del muelle real


Volver arriba

Pivotes rotos

Los pivotes son los dos extremos de los ejes, de menor diámetro, que giran en los centros de giro de las platinas del mecanismo.
Uno de los problemas que pueden observarse en los mecanismos de relojería, es el de la existencia de algún pivote roto.
Las causas de estas roturas pueden ser varias. Una de ellas es la acción de una fuerza motriz excesiva en el mecanismo.
Otra causa de rotura de los pivotes es el desmontaje o montaje del mecanismo sin la debida experiencia y delicadeza.
En mecanismos con pivotes de diámetro muy pequeño, el riesgo de rotura es mayor; a menor diámetro, mayor riesgo.
El tipo de acero también es determinante en relación con las roturas de pivotes. Un esfuerzo de flexión sobre un pivote de un acero muy duro, puede romperlo. Si el pivote es de un acero más suave, ese esfuerzo primero lo doblará, y si continúa su acción, acabará rompiéndolo. Ambas cosas, que se doblen o rompan los pivotes, lógicamente deben evitarse, y de ahí la importancia de tener mucha experiencia a la hora de abordar el montaje y desmontaje de los mecanismos de Relojería.

Dentro de la llamada Relojería gruesa, los mecanismos París tienen algunos pivotes de diámetros del orden de 0.5 mm e incluso inferiores. Es en ellos donde hay mayor riesgo de rotura en las operaciones de desmontaje y montaje.


Pieza con un pivote roto
Pieza con un pivote roto


Detalle del pivote anterior

Volver arriba


Dientes de la rueda de escape doblados

Los defectos en la rueda de escape son bastante problemáticos, ya que suelen influir de forma muy negativa en el funcionamiento del reloj. En este ejemplo se muestra una rueda de escape con 4 dientes doblados. El mecanismo al que pertenece la rueda de escape es un París, en este caso de origen alemán; está firmado Gustav Becker en la platina trasera.


Rueda de escape con 4 dientes doblados


Para corregir este defecto hay que devolver a los dientes doblados su forma original, lo cual es una tarea sumamente delicada. La causa del doblamiento de estos dientes probablemente haya que buscarla en alguna intervención sobre el péndulo, poco cuidadosa, o bien en el cambio de ubicación del reloj sin quitar previamente el péndulo.


Detalle de uno de los dientes doblados.

En los mecanismos París los dientes de la rueda de escape son extremadamente finos, y pueden doblarse, como en este ejemplo, si no se actúa con la debida delicadeza al hacer alguna intervención en el reloj.

Mecanismo París al que corresponde esta rueda de escape


Volver arriba