Inicio Cuadernos de relojería       
Inicio Reparación Técnica Generalidades Libros Multimedia Cuadernos Enlaces Contacto
index sitemap advanced

e-mail: Kepler1960@gmail.com

Atraso y delanto de los relojes
¿Porqué se produce?


Reloj de mesa regulado por péndulo




¿Porqué se adelantan o atrasan los relojes?

Cada cierto tiempo, recibo esta pregunta por parte de alguna persona, que observa este fenómeno en su reloj.

Para que un reloj pueda medir el tiempo, el regulador del movimiento, que controla la velocidad angular a la que gira la rueda de escape, debe oscilar con una determinada frecuencia.

Las ruedas dentadas y piñones del movimiento del reloj, giran a velocidades angulares que están determinadas por la relación del número de dientes de cada par rueda dentada-piñón de la forma: N1w1 =N2w2, siendo N1 y N2 el número de dientes de la rueda dentada y piñón que engranan, y, w1 y w2, las velocidades angulares respectivas de cada una de ellas.

De esta forma, todas las velocidades angulares de los elementos del rodaje, están relacionadas entre si. Para que los cañones horarios en los que se fijan las agujas horaria y minutera, giren a la velocidad angular debida, la rueda de escape debe tener una determinada velocidad angular.

No importa el tipo de regulador que incorpore el reloj: un foliot, un péndulo, un volante-espiral,... su frecuencia debe ser la que requiere el mecanismo para que pueda medir el tiempo.

En un movimiento oscilatorio podemos hablar de su frecuencia, o bien de su periodo de oscilación. Ambos parámetros informan de la rapidez de las oscilaciones, y uno es el inverso del otro: Frecuencia = 1 / Periodo

Definimos el periodo de oscilación como el tiempo que tarda el oscilador en realizar una oscilación completa.

Definimos la frecuencia como el número de oscilaciones por unidad de tiempo.

Si estamos ante un reloj regulado por péndulo, siempre que su periodo de oscilación sea el requerido por el movimiento, el reloj funcionará en hora, y podrá medir el tiempo.

Todo factor que haga que el periodo de oscilación de péndulo se desvíe de ese valor, provocará el atraso o adelanto de reloj.

La forma de corregir esa desviación, es hacer que el péndulo vuelva a oscilar con el periodo debido.

Para ello, en la base del disco de péndulo se dispone de una pequeña tuerca que permite subirlo o bajarlo, y de esta forma reajustar su periodo de oscilación.

Cuando el reloj se atrasa, hay que subir el disco del péndulo; cuando se adelanta, hay que bajarlo. Hay varios factores que pueden alterar el periodo de oscilación.

Uno de esos factores es la variación de la temperatura a la que está el reloj. Esto produce dilataciones o contracciones en la longitud del péndulo, cuya consecuencia es modificar su periodo de oscilación.

Otros factores son tal vez más sutiles, pero totalmente reales. Las variaciones en la fuerza motriz, producen alteraciones en la amplitud de oscilación del péndulo. La variación de la amplitud produce también desviación en el periodo de oscilación.

Como resumen, e independientemente de la causa de el atraso o adelanto del reloj, la forma habitual de regular su marcha es mediante la subida o bajada del disco del péndulo.

Cuando el reloj se atrase, deberemos subir el disco.

Cuando el reloj se adelante, deberemos bajarlo.