Inicio Restauración de un reloj de cuco antiguo
Inicio Reparación Técnica Generalidades Libros Multimedia Cuadernos Enlaces Contacto
index sitemap advanced


                                                                                             Reparación y restauración de relojes antiguos           Reparación y restauración de relojes antiguos

Identificación

Reloj de cuco antiguo de la Selva Negra, de la segunda mitad del siglo XIX.
Mecanismo con platinas de madera de 1 día cuerda a pesas.
Sonería por rueda contadera sobre gong,
y flautas y fuelles para producir el sonido del cuco
.



Restauración de la talla del reloj


Imágenes del reloj antes de la restauración.
La talla ornamental tiene algunas partes incompletas.



Piezas talladas para completar las partes inexistentes en el reloj.
Se utiliza madera de peral, muy adecuada para este tipo de trabajos.



Colocando las piezas en el lugar en que quedarán, antes de ser entintadas y fijadas.


Tallado de las agujas en hueso


Se tallan las agujas en hueso al carecer el reloj de las originales.
En los relojes de cuco antiguos, en ocasiones las agujas eran de hueso.


Mecanismo con platinas de madera


Se desmonta completamente el mecanismo para limpiarlo, corregir desgastes, etc.
En las imágenes lo vemos montado, antes de colocar las flautas y los fuelles.


Reparación de los fuelles

Se reconstruyen los fuelles por estar completamente rotos los originales.
Se hace la reconstrucción con piel flexible.
La flexibilidad de la piel es muy importante para que puedan realizar bien su función,
sin necesidad de tener un peso excesivo en la pieza superior del fuelle.


Peana a medida


Se construye una peana a la medida del reloj


Colocación del mecanismo en la caja


En esta imagen vemos el mecanismo dentro de la caja del reloj.
Se introduce con mucho cuidado, se fija a la caja, se conecta la portezuela al autómata,
y se ajusta y comprueba el funcionamiento de todos los sistemas del reloj.


Imagen del reloj tras la restauración


Vemos el aspecto del reloj tras la restauración.
Un trato cuidadoso y revisiones periódicas cada cierto tiempo,
lo mantendrán en buen estado durante mucho tiempo.


Volver arriba