cucoclock   El reloj mecánico
Inicio Reparación Técnica Generalidades Libros Multimedia Cuadernos Enlaces Contacto
index sitemap advanced

El reloj mecánico dispone de dos sistemas fundamentales: a) Movimiento y b) Sonería.

El primero es el encargado de indicar el tiempo, mediante la posición que ocupan en cada momento dos agujas llamadas horaria y minutera. El movimiento uniforme de estas, girando cada una de ellas a una determinada velocidad angular permite medir el tiempo.

De esta forma, una magnitud física de tan dificil comprensión como el tiempo, aún sin entender su significado, puede medirse.


Reloj a pesas. Tratado de relojería mecánica y práctica de Antoine Thiout (1692-1767)

El segundo de los sistemas básicos del reloj mecánico recibe el nombre de sonería.

La sonería hace que el reloj produzca sonidos -por ejemplo mediante un pequeño martillo que golpea una campana- en unos momentos determinados.


Reloj a pesas con movimiento y sonería. Tratado de relojería mecánica y práctica de Antoine Thiout (1692-1767)

El análisis anterior es tan solo una descripción general que pretende indicar los elementos básicos que habitualmente se encuentran en los relojes mecánicos. En la práctica, cada caso concreto puede presentar diferencias respecto a los componentes básicos anteriores. Así, encontraremos relojes que carecen de sonería, otros con más agujas además de la minutera y horaria, que indicarán el día de la semana, el mes, etc,...
El reloj mecánico tiene una larga historia, y a lo largo del tiempo se ha construido en infinitud de variantes.

Movimiento

Al observar el sistema llamado "movimiento" del reloj apreciamos los siguientes elementos:
1) Motor 2) Transmisor 3) Distribuidor 4) Regulador

                     

Izquierda: Motor a pesa; Centro: transmisor; Derecha: regulador.


Se utiliza aquí el término motor en el sentido señalado por la Real Academia de la Lengua Española en la primera acepción del término: adj. que mueve.
El órgano motor del reloj tiene la misión de aportar energía al mecanismo. Las dos formas habiTuales de aportar esa energía son: un muelle real ó una pesa. El primero consiste en una banda de metal elástica-generalmente de acero- que al enrollarse sobre si misma ejerce una fuerza que es utilizada para accionar el mecanismo. La pesa consiste en una masa que debido a la fuerza de la gravedad ejerce ejerce una determinada fuerza sobre el mecanismo.

El órgano transmisor tiene la función de transmitir la fuerza motora a la último elemento del tren de engranajes, la rueda de escape.

El distribuidor convierte el movimiento de la rueda de escape en discontínuo. Si no existiera este elemento en el mecanismo, la rueda de escape giraría de forma contínua; el escape hace que dicha rueda gire de forma discontínua.
Distribuidor
Por último, el regulador produce un ritmo determinado en el funcionamiento del distribuidor.

Volver arriba