cucoclock   La medida del Tiempo
Inicio Reparación Técnica Generalidades Libros Multimedia Cuadernos Enlaces Contacto
index sitemap advanced

La Cosmografía es la ciencia que tiene por objeto el estudio de los fenómenos celestes por medio de la observación y el cálculo; comprende también los principios que son la base de la medida del tiempo.

Para medir una longitud, una superficie, ó un peso, se elige una unidad para cada una de esas magnitudes físicas.

Al medir el tiempo no se actúa de la misma forma, sino que emplea un procedimiento distinto. El método consiste en medir el espacio recorrido por un cuerpo animado de movimiento uniforme, ó periódicamente uniforme.

La medición del tiempo se realiza por tanto, a partir de la observación de un movimiento regular.

La medición de fracciones de tiempo se ha hecho desde la antigüedad mediante clepsidras y relojes de arena.

Para determinar la unidad de tiempo, se utilizó como referencia el movimiento de rotación de la Tierra alrededor de su eje. Dicho movimiento de rotación era considerado invariable a lo largo del tiempo, y por tanto supuso una buena referencia a partir de la cual definir la unidad de tiempo.

Hoy sabemos que en este movimiento rotacional de la Tierra no es perfectamente uniforme, encontrándose a partir de observaciones astronómicas, ciertas variaciones en el.

No obstante, la unidad de tiempo que utilizamos desde hace siglos, se estableció a partir de la consideración de que el movimiento de rotación terrestre era uniforme.

Se denomina día a la duración de una rotación completa de la Tierra alrededor de su eje.
Para dederminar con exactitud la duración del día, se utiliza un punto de referencia exterior a la Tierra, sirviéndose para tal fin del Sol, ó bien, de una estrella llamada "fija". La utilización de una u otra referencia para la determinación de la duración del día da como resultado un valor distinto.
La Tierra, además del movimiento de rotación, tiene un movimiento de traslación alrededor del Sol. Siendo T y T´dos posiciones que ocupadas por la Tierra sobre su órbita, al comienzo y al final de una de sus rotaciones diurnas, una rotación completa se producirá cuando el punto a esté en a´. El tiempo transcurrido entre ambas posiciones a y a´se denomina día sideral ó sidéreo.

Si se toma como referencia el Sol, la rotación completa de la Tierra se producirá cuando el punto a pasa a estar en b.

La duración de la rotación terrestre tomando como referencia el Sol se denomina día solar.

Se aprecia que el día solar tiene mayor duración que el día sidéreo. Dividiendo el día solar en 24 horas, la hora el 60 minutos, y los minutos en 60 segundos, el día sidéreo tiene una duración de: 23 horas 56 minutos y 4.09 segundos.

En el caso de que dividamos el día sideral en 24 horas, el día solar tiene una duración de: 24 horas, 3 minutos y 56.55 segundos.

La velocidad de la Tierra en su movimiento de traslación alrededor del Sol no es uniforme. El astronómo y matemáico alemán Johannes Kepler (1571-1630) descubrió que este movimiento se realiza siguiendo una trayectoria elíptica, estando el Sol en uno de los focos de esa elipse. Además, comprobó que la velocidad de la Tierra era más rápida en las proximidades del Sol que en los puntos de la trayectoria más alejados de este.

Otro fenómeno que tiene influencia en el día solar es la inclinación del eje de roración terrestre, respecto al plano de traslación de la Tierra, el plano de la eclíptica.

Las dos características anteriores (velocidad no uniforme, e inclinación del eje), hacen que la duración del día solar no sea la misma para todos los días del año. La duración del día solar puede variar hasta en 30 segundos (de más ó de menos), cada 24 horas.

Se presenta entonces un problema al utilizar el día solar para establecer en base a el la medición del tiempo.

La forma de solventarlo fue fijar lo que llamamos tiempo medio, y establecer el día solar medio. Se dividió la duración total del año entre el número de días, y así se estableció la duración del día solar medio.

La diferencia entre el tiempo solar medio y el tiempo solar verdadero recibe el nombre de ecuación del tiempo. Esa ecuación permite conocer a lo largo del año el tiempo verdadero a partir de tiempo medio.

Volver arriba